Cuando el cielo se quiebra

:: Cuando el cielo se quiebra,
las rocas agitándose indomables
buscan tocar con sus dedos,
las estrellas que el universo canta,
iluminando con tranquilo silencio,
las eternas noches en la pampa.

El Chaltén, primeras impresiones.

Por eso es tan impactante encontrarse con las agujas de frente, luego de habernos hartado hasta el cancansio el hastío y monotonía del paisaje repetitivo y eterno que ya no nos ofrecía nada mas que el silencio de encontrarse con uno mismo en la mitad de un vacío que jamás terminaba.


El desierto no se acaba cuando un desvío de la carretera, nos lleva 90° en dirección a las montañas. Han sido 1400 kilómetros de viaje a través de la pampa, y cada uno de ellos hizo lo todo lo que estuvo a su alcance para probar resistencia, creatividad y paciencia.


Encontrarse con el Fitz Roy y toda su familia de montañas es una experiencia que rompe toda similitud con la realidad y se asemeja más cercanamente con la intensidad que se viven los sueños.

Alcanzar El Chaltén, es realmente un sueño.

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s