Una pausa en el camino

Me encontraba en un momento en el que mientras buscaba con la poca energía que me quedaba algo que me hiciera sentir vivo, me detectaron un tumor renal que terminó de golpe con las pocas ganas de vivir que me quedaban y no encontré nada mejor que preparar la partida, pero fue mi hermano del alma quien me agarró justo cuando la vida se me escapaba en el último hilo y gracias a él, ahora estoy pasando por una terapia psiquiátrica en la que no me queda mas remedio que creer, porque Creer es el Remedio y eso ha estado bien, porque al menos ya no quiero morirme (tanto) y he tenido un bello e interesante reencuentro con el hambre. Si aún hay algún tumor en mi riñón, acepté convivir con él y le permití hacer el trabajo que vino a hacer.

En eso estoy.

No puedo quejarme de nada. Tengo una vida perfecta, es soñada. Gente maravillosa me acompaña desde siempre y todo se me da muy fácil. Quizá tanta abundancia fue lo que me fundió. No se si tengo la suficiente energía para hacer lo que tengo que hacer, pero estoy VIVO, mi corazón AMA y queda harta guerra antes de su último latido. Y aquí tengo que ser claro, porque a pesar de mi desconexión con la realidad colectiva y mi extravío emocional, soy fuente de BUENA ENERGÍA. Es cierto que tengo mucho perdón que pedir, y voy de a poco porque es difícil y harto, pero en ninguna de mis acciones hay ni ha habido intensión de maldad, porque la mayor parte del tiempo me encuentro atentamente vigilado todo lo que le permite la pequeña consciencia que me gobierna. Puedo equivocarme, porque aún no lo he aprendido, pero no hay expresión consciente de maldad y quien lo dude, lo invito a que se pregunte a si mismo ¿Por qué estuve o sigo estando con el?”. Aprenderá mucho de si mismo.

Aprendo mucho de mi mismo.

Por un tiempo encontré simpático y entretenido compartir libremente la perspectiva de mi vida, pero me confundí cuando caí en el error de evaluar su belleza según el grado de aprobación, indiferencia o rechazo que pudieran expresar personas que no conozco, de lugares que jamás visité y de las que jamás he oído hablar.

Es loca la locura.

Vuelvo a encontrarme con la exquisita satisfacción casi olvidada que me produce expresarme, en forma auténtica, completa y espontánea, por el puro placer de escribir.

chile chico, patagonia, lago general carrera, montañas, subarú outback, chile, carretera austral

– Mentira

Sólo lo hago por la fama, las mujeres fáciles y el dinero.

¿Tienes algo para decirme?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s