0. Un Día Perfecto: Relatos conectados

Despertó cuando comenzaron a cantar los pajaritos de su alarma. Dio un prodigioso salto desde su cama para callarlos y antes de llegar al suelo ya estaba envuelto en su frazada. A pesar de la locura de estar sentado en el piso a las 6 de la mañana disfrazado de vagabundo terminal, todo era parte…

3 . Todo el tiempo físico del Mundo

Se trasladaba a alta velocidad en su transportador cuántico: La Legión Galáctica había determinado congregación física en Gilghamesh y eso no era algo para tomárselo a la ligera. Al menos no después del famoso incidente del Fallo de la Secuencia de Serie (algunas heridas tardan en sanar, sobretodo si son creadas y compartidas por toda…

8 . Un hombre tranquilo y feliz.

Despertó luego de un sueño intranquilo. Antes de intentar pensar en el Por Qué, ya lo había olvidado. Cómo toma todas las curiosidades de la vida, ésta también la dejó pasar por alto, sonriendo la tranquilidad de no darle importancia a las cosas tan pasajeras. Mientras comenzaba a tomar la decisión de levantarse de la…

El paso de las nubes

Entraba un cálido sol entre la juntura de las casas, haciendo imaginar que nacía una hermosa mañana de otoño. Ella se encontraba de espaldas en el suelo en el espacio que daban las dos paredes de madera, desde donde no podía ver demasiado bien el cielo por el poco espacio que dejaban los techos de…

El flaco de la Triumph.

Estaba parado delante de dos camiones en la primera linea del semáforo esperando la verde, cuando en un segundo apareció un tipo en otra moto. No es cualquier baboso el que para llegar a la primera fila tiene que pasar entremedio de dos camiones. Estaba escondido detrás de un casco blanco de visor negro y…

La bolsa de los frutos secos.

Apagué la moto, me saqué el casco, tiré las llaves adentro y crucé la calle. Entré a la tienda por una bolsa gigante de frutos secos que no me demoré nada en encontrar. Me detuve al final de una fila demasiado larga y esperé demasiado tiempo antes de que se acabara. Llegué a la caja,…

No me bajes, sube a volar conmigo

A toda velocidad y como si fuera un fórmula uno, de entre el pasto aparece una cuncuna super poderosa, gorda, llena de espinas, brutal y demoledora hacia un sendero abierto. En su propia escala, va metiendo un ruido descomunal, aplastando todo, sin importarle nada a su paso frenético y mutilador. Parece no haberlo notado hasta…

Deja volar lo que amas.

El niño lo veía venir en la mañana y corría a la ventana para escucharlo cantar. Lo miraba mientras saltaba de rama en rama cantando sus canciones de amor. Los dos se fueron sintiendo cada vez mas en confianza, hasta en el vuelo le piqueteaba la ventana para despertarlo y que lo escuche cantar: El…

De un flaquito viajero que andaba medio perdido.

Venía sentado en la micro y una pequeña montaña de bolsas llenas de cositas del super venía sentada al lado de mi. Hace mucho tiempo que no andaba en micro y las calles se fueron moviendo como una película a través de la ventana que yo miraba. Pero era una película que yo había visto…

El Chino Monte Patria.

– Esta lluvia no es nada, que de donde vengo no llueve así por tres o cuatro días. De donde vengo, llueve así por un mes. Llevo tanto tiempo viajando, que ya solo tengo el recuerdo de donde soy. Hace nueve años que no llego a mi casa y lo único seguro en mi memoria…