There is nothing but dreams

A veces, demasiadas veces, siempre, continuamente, me dejo engullir por la civilización que todo lo engulle y me olvido de todo lo que ocurre, dejando que me convierta en todo lo demás y así intentar hacer lo que hacen los demás, porque lo que hacen los demás funciona en esta civilización. ¿Pero quien cuenta la…

Lo normal de la costumbre.

Si te pregunto ¿Que es lo que es normal?, ¿Qué me respondes tu?  Yo tengo un principio inalterable: Creo que la normalidad no es mas que a lo que estamos acostumbrados, y las cosas a las que estamos acostumbrados han sido así hace caleta de rato. No quiere decir que sea bueno, solo que ya…

Vida de campo

Se prejuicia a la vida de campo como simple y poco estimulante, pero la vida de campo es dura. Siempre se están viendo infinitas cosas simultáneas que atender, tantas que incluso al dormir se sueña proyectando futuras cosechas. La diferencia con la vida de ciudad, es que en el campo, las actividades necesarias se hacen…

La vida secreta de las palomas.

Es super chistoso mirar a las palomas cuando uno vive en un lugar donde viven las palomas. Arman el tremendo reality. Es impresionante ver como el Palomo sigue y sigue a la Paloma y la huevea caleta. Se le va encima, la picotea, la arrincona. La pobre Paloma está chata, quiere estar tranquila, pero el…

Manual de mi Ducha Consciente. 

El propósito de este manual es describir mi método de baño integral y completo de toda la cuerpá y nuestros componentes no materiales! Que se de algunos por ahí que andan bien cochinoncitos.

En el presente, lo que soy.

Como uno de los muchos brazos en expansión del universo, decidí materializarme en este planeta al final de un lugar al que llaman sudamérica, intentando entender como funcionan las cosas acá. La tendencia del grupo dominante es olvidar lo que realmente somos y lo que vinimos a hacer aquí. Toda la estructura del sistema está orientada…

En este presente

En este presente la gente está dispuesta a lo que sea con tal de robarle un segundo al tiempo, partiendo por olvidarse del valor de los segundos y luego además, malgastarlos como si no se les fuera la vida en ello.

Ahora.

Con la atención fija en el momento presente, podemos al fin reclinarnos a contemplar la infinita dimensión de la realidad. Lugar donde existe solamente la totalidad libre de juicio, culpa y proyecciones de cualquier tipo.