Nocturno en Do menor

Te invito a leer un tema musical que estoy trabajando. Es una historia completamente ficticia que encontré escrita en un trozo de papel confort con caca, en el piso del baño de un mercado en Kuala Lumpur, un día que andaba con caña y con la guata mala y no se me ocurrió nada mejor…

El spa de las lombrices

Cuando uno está aprendiendo, tiene la impresión (o la actitud) de creer que lo está haciendo todo bien, pero en realidad puede que esté dejando la cagá, por muy hermosas que sean sus intenciones. En este caso, mis intenciones. Por eso cuando se me empezaron a morir mis gusanos, la expresión de incredulidad se dibujó…

Del compost y otras orgías

Una aproximación a la vida de las lombrices, los caballeros templarios, el compostaje, Darwin, las orgías y la iglesia católica. Todo muy coherente.

Los bichitos del bosque

Tuve una infancia hermosa y privilegiada. Crecí entre los bosques de montaña del gigantesco fundo en el que trabajaba mi papá. Y aunque nada se de pichangas de barrio, de peluseos callejeros, ni amigos en la casa, la naturaleza se desplegaba con todos sus colores ante mi. Imagina lo que puede producir toda la expresión…

Cerro Torre

Como nos habíamos inventado una noche a mitad de camino, había que ser responsables con uno mismo completar la otra mitad. No íbamos a quedarnos a vivir en la península por toda la eternidad, porque por tentador que fuese, se nos terminaba la comida y el canibalismo aún no era una opción. Tarde o temprano…

Hijas de la Luna

Creímos poder cruzar el parque completo en lo poco que nos quedaba de la tarde, y la triste verdad es que lo hubiéramos conseguido… caminando con linternas y armando campamento en el cerro Torre pero a las 3 de la mañana. Cuando llegamos a las lagunas, quedamos locos con el lugar y no nos costó…

La Laguna de los 3

Fue una bellísima noche caminando los límites del bosque intentando no tropezarnos con los cordeles de las carpas de todos los vecinos, para salir a la tundra y encontrarnos con uno de los cielos más estrellados que en mi vida nunca antes vi y volver al hogar después, entre fogatas y conversaciones en todas las…

Poinsenot

Suena la alarma pero no importa, hay tiempo, somos jóvenes y buenos para caminar. Desayunamos, preparamos las mochilas, y volvemos a desayunar. El postre, unas cervezas y luego a la caseta de los guardaparques. Nos pasan el libro, escribimos nuestros nombres, la ruta que vamos a tomar, la fecha que pensamos volver, la firma y…

En El Chaltén.

Las inocentes agujas que aparecieron allá muy lejos al final (o comienzo) del cielo, no eran mas que eso. Y tranquilo hermano, son bonitas porque llegaron a poner orden al desierto, pero no eran gran cosa vistas desde donde nos encontrábamos, porque no pasaban de ser una curiosidad en el horizonte. Pero sin importar la…