El Chaltén.

Introducción a la historia del viaje que hicimos con mi amigo Poroto por las rutas argentinas hacia el Chaltén, en la Patagonia.

Contabilidad.

De como el cielo envía la ayuda que no se busca.

La Ruta de la Luna Llena

Narración de un viaje en bicicleta cuando venía como chancho durante una noche de luna llena.

La idea de libertad

Reflexiones de la libertad cuando se sale a pasear con un perrito bajo la luna llena durante la primera noche de otoño.

Un beso a la Pehuen.

Con la Lore y su pandilla nos pegamos un viaje a la montaña pasando por las termas, aflojando todos los huesitos, regaloneando músculos, corazón y tendones para subir el monte al otro día y alcanzar la Laguna Pehuen, uno de los tesoros mas secretos del Parque Nacional Huerquehue. La Laguna Pehuen queda en el lado…

Hacia el Rucapillán en Bicicleta

Dicen que las cosas que nos resultan inalcanzables son las que nos impulsan a intentar conseguirlas. No creo que sea una cualidad exclusiva de los seres humanos: Fue el mismo espíritu el que sacó a los peces del agua, puso a las aves en el cielo y a nosotros en el espacio. Es la vida…

Howl.

El hombre está en guerra con el lobo. Se disputan la pirámide de la vida y de la muerte. El hombre se alimenta del lobo.El lobo se alimenta del hombre. La presa puede cazar.El cazador puede ser cazado. Y la madurez crea la prudencia. Pero el hombre no come huesos. Y el lobo aprende a…

Con el cara de fotocopiadora

Dicen que todo viaje comienza con un primer paso, pero en el caso de la creación de mi empresa llevo una serie ridícula de primeros pasos. Hoy volví al SII (impuestos internos) por el diploma que me gané por la absurda cantidad de veces que he ido a que me pidan papeles que nunca me…

Comunicación animal

Con el constante movimiento del pedal, la noche había dejado de estar tan helada. La filosa brisa que se oponía a mi avance solo podía hacer pequeños estragos en la superficie de mi cara descubierta, pero el resto de mi cuerpo permanecía en un estado de permanente efervescencia. Quedaba aún un kilómetro para llegar a…

Insensatez.

– Ven y vamos a volar – me dijo. Y como ir y volar me parece siempre la mejor idea “Weno”, dije yo. Se suponía que nos juntaríamos a una hora razonable en algún lugar civilizado, pero ya oscuro y medio tarde, nos encontramos en la mitad de la plaza después de una incomprensible sucesión…