La naturaleza al dar es cuando quita

Habían mil sardinas que los chicos recogieron de la playa. No las conté, pero yo exagero. Un mal líder las llevó a todas a un inevitable suicido colectivo entre las rocas de la marea que ya bajaba, y con baldes y bolsas las iban llevando para la casa. Un proceso industrial de preparación comienza rápidamente…

La cima de mi mundo.

Christian me contactó para preguntarme si me interesaba fotografiar una expedición de gringos a hacer cumbre en una montaña. La pregunta de por si era parte del protocolo, porque solo un rapto de ovnis hubiera impedido que llegara. Un mes después y un día antes de la fecha me encontraba haciendo el inventario de todo…

Un matrimonio para contar.

Cuando llegué a la iglesia no fue tarde, pero llegué preocupado y esa sensación antes de fotografiar algo con la delicada sutileza emocional, te juega en contra. Lo bueno está en que no había llegado nadie mas, y eso permitió desenvolverme para encontrar la calma y reconocer el lugar. Caché que la iglesia era super…

Mirage.

Esquivo al tractor que se me fue encima y después de la frenada acelero la moto para cerrarle el paso, y cuando se detiene por fin detrás mio, le levanto la mano derecha con el dedo del medio bien arriba, como si fuera una clase de yoga de la Mila. Atravieso la ciudad entera y…

Recuerdos y fotografías.

Di un pequeño gran paso en el mundo de mi carrera fotográfica, que al final no es ni carrera, porque aparte que no corro, no compito contra nadie, y lo que es peor, no tengo ningún inconveniente en dar todo mi apoyo a quien pudiera considerarse mi competencia. En fin, carrera o no carrera, di…

Salir a Jugar

Hace mucho tiempo que no venía a la casa, hemos estado super locos haciendo de todo. No estamos jugando a ser empresarios, estamos siendo empresarios jugando. Tenemos un montón de clientes, que sin hablar de de plata, ya nos han pagado demasiado. Ya no somos unos cabros chicos que no cachan na, somos corporativos, tenemos…

El Golf.

Un viento tibio y pesado recordaba Buenos Aires. Esa atmósfera cargada de poder aunque sin rayos, comenzó a desvanecer las formas reconocibles del cielo. Pocas gotas fueron lo suficientemente valientes para dejarse caer,  pero la amenaza de tormenta siendo un peligro latente. Las luces se encendían, los autos se estacionaban. Santiago despertaba. La calle se…

La ruta de las lágrimas del viento.

Me propusieron un viaje medio atrevido para el fin de semana, pero como somos aventureros lo dejamos para el martes. Partí a comprar los suministros de combate, porque yo se lo que es pasar hambre cuando uno está todo mojado adentro de una carpa en el medio de la nada, así que fui al super…

Te vendo un zapallo.

La luz está apagada y es un cacho escribir en un computador a oscuras. Cuando hacía mi mochila, agarré esa linterna USB que son de esas porquerías que vienen de regalo cuando te compras un pan tostado, porque nadie sabe como venderlas, y que por tarado ignoré al considerarla tan inútil. Mas gil soy todavía…