El spa de las lombrices

Cuando uno está aprendiendo, tiene la impresión (o la actitud) de creer que lo está haciendo todo bien, pero en realidad puede que esté dejando la cagá, por muy hermosas que sean sus intenciones. En este caso, mis intenciones. Por eso cuando se me empezaron a morir mis gusanos, la expresión de incredulidad se dibujó…